Saltar al contenido

Las leyendas de el sanatorio de los muertos de San Pablo

Autor: Eduardo Ortuño Pampin

En la antigua base de San Pablo, en Sevilla, muchas personas son las que pasan entre los antiguos esqueletos de estos edificios que algún día sirvieron a la patria americana.

Y con estas personas, las historias paranormales que allí ocurren no paran de saturar la web de hechos imposibles ante la lógica.

El sanatorio de muertos
Fig. 1. Antiguo pabellón de las bases de San Pablo o el sanatorio de muertos. Fotografía Eduardo Ortuño.

Habitación secreta

Tras el abandono del antiguo hospital de la capital sevillana, numerosos testigos cuentan que en las plantas superiores del lugar, existía una habitación con las paredes pintadas de amarillo. En esta se podían encontrar restos de aves mutiladas, pentagramas pintados en el suelo, velas negras y rojas y un sin fin de objetos destinados a lo que parece ser ritos de índole satánica. Si bien nos cuentan los antiguos alumnos de este lugar, esta no era la única habitación pintada de amarillo ya que todas las de la planta tenían el mismo curioso color.

La puerta

Se dice que antes de que todas las instalaciones fueran saqueadas por los amigos de lo ajeno cuando mantenía casi todo el mobiliario, en uno de los barracones había una puerta. Una puerta que por el día se podía entrar sin problemas a la habitación, pero al caer la noche la puerta permanecía cerrada, pudiendo observar por debajo de la ranura una tenue luz que perduraba hasta el alba.

Música en el aula

Este lugar es frecuentado por muchos aficionados al airsoft, siendo ellos los que más horas pasan en este lugar. Uno de los testimonios de estos deportistas, de los tantos que hay, cuenta que estando él un día practicando su hobby, entró en la zona del colegio y desde lo que parece ser el aula de música pudo oír una leve melodía que salía de la habitación donde ahora solo había escombros.

El sanatorio de muertos
Fig. 2. Pasillo de las antiguas aulas de San Pablo o el sanatorio de muertos. Fotografía Eduardo Ortuño.

La silla de ruedas

Cuando el edificio todavía tenía algunas de sus pertenencias, tales como cunas de bebe, camas, y algún que otro porta-sueros de su fase hospitalaria, por los pasillos no era raro encontrar sillas de rueda. Se cuenta que un joven, al adentrarse entre estos enormes edificios, una vez vio una de estas pasearse por los pasillos sin nadie estuviera empujándola.

Como si de un eco del pasado se tratase.

La prostituta

Una trágica historia real llega a este lugar cuando en el subsuelo de lo que fue el antiguo hospital militar, se encontraron el cadáver de una joven mujer, por el año 2002.

Dicen algunos que todavía puede observarse el fantasma de Karen vagando por los pasillos.

La pequeña Clara

Varios son los investigadores y grupos que allí han ido a tratar de resolver el misterio o simplemente a contactar con los que ya nos han dejado.

Una de estas personas, que suelen frecuentar el lugar, es Javier R.L. el cual tienen testimonios para rato. Pero el más escalofriante es el que nos cuenta a continuación sucediendole una noche cuando rondaba por el lugar.

Javier cuenta que vio el espectro de una pequeña con ropas finas y blanquecinas, es tal el impacto que le causó que tuvo que dejar el mundo de las investigaciones paranormales.

Según las pruebas captadas, se cree que la pequeña fue arrojada a un pozo o a un arroyo cercano, muriendo ahogada, pasando un gran calvario antes de su última exhalación.

Nunca se encontraron evidencias de tales hechos.

El sanatorio de muertos
Fig. 3. Niños jugando en el patio del antiguo colegio de San Pablo.

Conclusiones

Lugar con una corta pero intensa historia, donde en un principio fue un lugar militar pero lejos de la guerra, donde los habitantes paseaban por sus calles tranquilamente y realizaban sus quehaceres sin más preocupación que vivir el día a día.

Pero esta tranquilidad relativa acaba cuando el edificio se destina a uso hospitalario, y es aquí cuando el tránsito de almas aumenta, ya bien sea por nacimientos o por fallecimientos de los pacientes, siendo quizás el causante de los fenómenos, hasta día de hoy, inexplicables por cualquier lógica.

La cantidad de muertes en circunstancias trágicas que ocurren en los hospitales de nuestro país y la cantidad personas que dan el paso hacia la »otra vida» en estos lugares es el pan de cada día, por no decir las frustraciones del personal médico cuando fracasa en su intento de salvar una vida.

Todos estos sentimientos y energías, que es lo que somos al fin y al cabo, quedan impregnados en las paredes. Quizás algún cirujano siga corriendo por esos pasillos tratando de salvar la vida que antaño se le escapo en la mesa de operaciones.

Referencias

  • Leyendas de la base de San Pablo:

http://www.javierlobato.net/2012/10/el-caso-del-la-base-militar-san-pablo.html

Fotografías y videos


Nuestras experiencias en la base militar de San Pablo o el sanatorio de muertos.

Más historia y misterio