Autora: Mari Carmen López Palomo.

Leyendas de la Cueva

Cuenta la historia que Antonio de la Nari, un hombre suizo que llegó a la cueva con la intención de encontrar un famoso tesoro oculto durante milenios, entre las galerías laberínticas de esta cueva.

Pero Antonio decidi√≥ comenzar la b√ļsqueda del supuesto tesoro por su cuenta, en un trabajo solitario, y no con muy buenas pr√°cticas arqueol√≥gicas. Este hombre, con m√°s fuerza que ma√Īa, se dedic√≥ a utilizar dinamita para descubrir rutas en el menor tiempo posible. Fue tal su avaricia, que en uno de sus intentos de explosi√≥n, no control√≥ la cantidad de dinamita y muri√≥ durante la explosi√≥n en 1847.

 

informe (1)
Fig. 1. El pozo que recibe el nombre de este personaje hist√≥rico. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

Diversos escritos de la √©poca, lo describen como un hombre con barba blanca y mirada torva, las cuales les daba un aspecto cavernario. Pero, ¬Ņcu√°l es la historia negra de la cueva? Los due√Īos de las ventas cercanas a la cueva, a las cuales sol√≠a ir a asearse un poco y obtener algo de comida, dec√≠an que segu√≠an viendo al suizo, aun a sabiendas que hab√≠a fallecido en la cueva.

El suizo no parar√° hasta encontrar su ansiado tesoro.

Conclusiones

Al ser conocedores de esta leyenda, y como residentes de la ciudad de M√°laga, decidimos ir a visitar una de las m√°s importantes cuevas arqueol√≥gicas de la ciudad. Haciendo el recorrido, la gu√≠a nos habl√≥ de la leyenda y nos coment√≥ que ella no sab√≠a si el suizo segu√≠a por esos pasillos. Pero de lo que s√≠ estaba segura, es que en todos los a√Īos en los que llevaba trabajando all√≠, nunca hab√≠a visto ni notado la presencia del suizo, ni de ning√ļn otro tipo de fen√≥meno extra√Īo.

El suizo no parar√° hasta encontrar su ansiado tesoro.

Referencias

¬ŅY t√ļ qu√© opinas?

No se mostrar√° el email de manera publica.