Autora: Mari Carmen López Palomo.

Leyendas del cementerio

Son conocidas por la mayor√≠a de los malague√Īos, muchos de los supuestos fen√≥menos extra√Īos que dicen que ocurren en dicho cementerio.¬†

Algunos de ellos son nombradas por el escritor Jos√© Manuel Fr√≠as en su libro ‚ÄúM√°laga Misteriosa‚ÄĚ.

leyenda cementerio san miguel
Fig. 1. Pante√≥n de los Heredia en el cementerio de San Miguel. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

La novia

Diversos vigilantes de seguridad dec√≠an haber visto a una mujer vestida de novia, y que no era una persona f√≠sica, sino como una imagen espectral que vagaba por el cementerio. Dicen que investigaron la tumba de esta mujer, se llamaba Carolina R.G. y falleci√≥ en 1928 por una granulia pulmonar originada por un ‚Äúmal de amores‚ÄĚ debido a que su novio la dej√≥ plantada en el altar, otros dicen que ella vengaba la muerte de su novio que falleci√≥ a la semana de morar la chica en un accidente.

Pese a todo esto, seg√ļn Jos√© Manuel Fr√≠as en su libro ‚ÄúM√°laga misteriosa‚ÄĚ, la familia de la fallecida neg√≥ que el fallecimiento de esta estuviese vinculado a un mal de amores.

La tumba del ni√Īo Anto√Īito

Este es uno de los casos extra√Īos, m√°s conocidos del cementerio. Jos√© Fern√°ndez, quien era encargado de la capilla, en noviembre de 1985 tuvo la necesidad de pasar algunas noches en el interior de esta. Una de las noches, oy√≥ el lamento desolado de un ni√Īo de corta edad, y cuenta que al prestar m√°s atenci√≥n, se dio cuenta que pronunciaba ‚ÄúMam√°, mam√°‚ÄĚ.¬†

Estaba tan seguro de lo que o√≠a, que sigui√≥ los lamentos hasta ubicarlos en el interior de un nicho. A la ma√Īana siguiente, consult√≥ los registros de defunciones, y descubri√≥ que en aquel nicho reposaban los restos de un ni√Īo fallecido con dos a√Īos de edad, Anto√Īito.

Dicen que este fenómeno se ha producido en más ocasiones y en diferentes horas del día. Fue tal la extensión de este fenómeno, que muchos de los visitantes le dejaban caramelos, juguetes, e incluso cartones de leche, y dicen que en algunas ocasiones los caramelos desaparecían y quedaba el envoltorio.

La aparición de Jane Bowles

La escritora Jane Bowles se encuentra enterrada en este cementerio y se dice que en cada aniversario de su muerte, el 4 de mayo, se aparece vestida de negro.

Cementerio San Miguel 6
Fig. 2. Tumba rehabilitada de la escritora estadounidense Jane Bowles.

La peque√Īa Marta

Esta peque√Īa falleci√≥ a los pocos a√Īos de nacer en un accidente de coche. En su tumba tambi√©n se pod√≠an encontrar juguetes, pero sobre todo cartas de personas pidiendo que se solucionaran sus problemas de pareja, ya que se pensaba que esta peque√Īa ayudaba a solucionarlos.

El párroco Don Elíseo

El párroco Elíseo fue uno de los encargados en llevar los actos eclesiásticos en la capilla de San Miguel. Tras su fallecimiento, en el mes de enero de 1946, muchas personas dicen haber visto a un hombre mayor ataviado de hábitos monacales, por los panteones, cuya descripción coincide perfectamente con la del párroco Don Elíseo.

Otras anécdotas destacadas

Algunos de los guardas de seguridad del cementerio dicen que en muchas ocasiones se han enfrentado a situaciones complicadas de explicar, como por ejemplo el de dos compa√Īeros que una noche hac√≠an la ronda de guardia y escucharon murmullos y pasos, uno de ellos, medio en broma, pidi√≥ que si hab√≠a alguien all√≠ hiciese una se√Īal, al momento al otro compa√Īero se le estableci√≥ en el o√≠do un fuerte pitido que le dej√≥ sordo por unos minutos.¬†

Son muchas las ocasiones en las que se cuentan el oído de pasos y murmullos durante las rondas de guardia.

Otra dice que algunas ocasiones, mientras se han encontrado los guardas de noche en la sala de descanso, han o√≠do como una l√°pida se ca√≠a al suelo y se romp√≠a, pero lo m√°s extra√Īo es que cuando sal√≠an para corroborarlo, no hab√≠a ninguna ca√≠da, y cuando volv√≠an a la sala de descanso, se volv√≠a a repetir el mismo sonido de una l√°pida cayendo y haci√©ndose a√Īicos.

Otra curiosidad es la de un vigilante que esperando su turno de ronda, llam√≥ a su mujer por tel√©fono, y mientras hablaba con ella, escuchaba una voz masculina, la mujer le dijo que se encontraba sola, y poco despu√©s se cort√≥ la comunicaci√≥n y se escuch√≥ una voz masculina met√°lica que le dec√≠a ‚ÄúDentro te espero‚ÄĚ.

Cementerio San Miguel 7
Fig. 3. Una de las zonas sin rehabilitar del cementerio San Miguel. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

Curiosidades

Finalmente comentar que en M√°laga el lunes 13 de septiembre de 1982, se produjo un accidente a√©reo de la compa√Ī√≠a Spantax cuyo recorrido era¬† Madrid-M√°laga-Nueva York. El siniestro dej√≥ numerosos heridos y fallecidos, los cuales estos √ļltimos fueron trasladados a la capilla del cementerio San Miguel por falta de espacio en los tanatorios malague√Īos, mientras se les realizaban las autopsias a los cuerpos y estos eran reconocidos por los familiares.

Una vez retirados los cuerpos de la capilla, los cuales se habían quemado debido al accidente, se dice que el olor a carne quemada siguió dándose tres meses después.

Fig. 4. Accidente del vuelo de Spantax tras el despegue en 1982.

Conclusiones

Nos encontramos ante un importante lugar histórico de Málaga, ya que fue el primer cementerio realizado en dicha ciudad tras la Real Orden de Carlos III, en la que se establece la creación de cementerios. Además, en él se encuentran enterrados personajes que fueron destacados en el desarrollo de la Málaga del siglo XIX-XX, tanto en cultura, comercio, industria, ferrería, milicia, literatura, etc.

Lugar cargado de historia y sentimientos, donde al entrar en sus calles te transporta a un lugar de misterio e historia que no deja indiferente a nadie.

Referencias

-Leyendas del cementerio San Miguel:

Fr√≠as, Jos√© Manuel: ‚ÄúM√°laga misteriosa‚ÄĚ Pg. 83-94.

¬ŅY t√ļ qu√© opinas?

No se mostrar√° el email de manera publica.