Autora: Mari Carmen López Palomo.

Descripción del lugar

Dentro de la provincia de Sevilla, en la localidad de Carmona y en lo alto del monte del Picacho, donde todo lo que alcanza la vista es histórico, se encuentra una torre que ha presenciado los suicidios de los vecinos de este pueblo.

informe1
Fig. 1. Torre de comunicaci√≥n telegr√°fica en el cerro del Picacho. Fotograf√≠a Eduardo Ortu√Īo.

Historia de Carmona

Para conocer un poco de la historia de Carmona, nos tenemos que remontar al Paleol√≠tico, aunque son m√°s abundantes los restos del periodo Neol√≠tico y Eneol√≠tico de entre los cuales debemos destacar los ‚Äúvasos campaniformes‚ÄĚ del Acebuchal, los cuales fueron hallados gracias a los trabajos de excavaci√≥n realizados por el arque√≥logo Jorge Bonnsor.

A partir de un n√ļcleo turdetano, se desarrollar√≠a una colonia cartaginesa de gran importancia, de cuya etapa se conservan algunos restos de murallas en la Puerta de Sevilla. Carmona ser√° conquistada por el Imperio Romano en el a√Īo 206 a. C., convirti√©ndose en uno de los n√ļcleos urbanos m√°s importantes de la B√©tica, ya que fue rodeada por un gran ‚Äúrecinto amurallado‚ÄĚ; acu√Ī√≥ moneda; obtuvo la ‚Äúcategor√≠a de municipio‚ÄĚ perteneciendo al convento Jur√≠dico Astigitana y quedando adscritos sus habitantes a la tribu ‚ÄúGaler√≠a‚ÄĚ.

El trazado de la ciudad, que se realiz√≥ sobre el de la poblaci√≥n cartaginesa, todav√≠a percibe en la actual Carmona, sobre todo el Cardo M√°ximo, que iba desde la ‚ÄúPuerta de Sevilla‚ÄĚ a la de ‚ÄúC√≥rdoba‚ÄĚ. De esta √©poca los restos arquitect√≥nicos y escult√≥ricos son de gran importancia, sobre todo la Necr√≥polis, aunque tambi√©n se conservan restos de la √©poca visigoda.

El poder de Carmona no decae en época musulmana, ya que llegó a ser capital de uno de los reinos de Taifas en el siglo XI. Los árabes reformaron su sistema defensivo y la embellecieron con notables alcázares, mezquitas y otros notorios edificios.

La conquista lleg√≥ en 1247 con Fernando III ‚Äúel Santo‚ÄĚ, quien repobl√≥ la ciudad y la dot√≥ de fuero, despu√©s su hijo, Alfonso X el Sabio delimit√≥ su territorio municipal. Pedro I ‚Äúel Cruel‚ÄĚ la otorgar√≠a de favores, residiendo frecuentemente en ella, y engrandeciendo y transformando el Alc√°zar de la Puerta de Marchena para residencia real. Aqu√≠ se refugiaron sus hijos, defendidos por Mart√≠n L√≥pez de C√≥rdoba, maestre de Alc√°ntara y Calatraba, tras la violenta muerte del rey en Montiel. En el¬† siglo XV, durante los reinados de Juan II y Enrique IV, la ciudad fue fuertemente afectada por las luchas entre las casas nobiliarias de los Ponce de Le√≥n y los Guzm√°n. En 1630, el rey Felipe IV le concede a Carmona el ‚Äút√≠tulo de Ciudad‚ÄĚ.

informe2
Fig. 2. Puerta de Sevilla del casco antiguo de Carmona, Sevilla.

La torre del Picacho

La Torre del Picacho fue construida a mediados del siglo XIX, formando parte del proyecto del coronel del Estado Mayor don Jos√© Mar√≠a Math√© Aragua, de la construcci√≥n de la red telegr√°fica de Andaluc√≠a. Un proyecto muy tard√≠o, que hizo que solo estuviesen en funcionamiento unos 13 a√Īos (1844-1857), debido a que en Europa en el momento de establecer este proyecto, ya se conoc√≠a la telegraf√≠a el√©ctrica.

En 1990 la empresa de telefonía Telefónica, decide restaurarla y aprovechar sus proximidades para instalar unas antenas de telefonía. Pese a esta restauración, la torre se encuentra a día de hoy en estado de abandono.

Nos encontramos ante una torre de comunicación, construida a modo de fortaleza, con la idea de garantizar su propia seguridad, y la no interrupción de las comunicaciones en casos de conflictos.

Se puede observar que está construida con una base en talud, que está dotada de tres aspilleras para la colocación de fusilería en cada lado. La torre consta de tres plantas.

En la primera planta se encuentra la entrada de acceso a esta. Algo a destacar de esta entrada, es que la puerta no se realiza a nivel del suelo, sino que se encuentra en una altura superior, lo cual ayudaba a mantener más protegido el interior. Debido a este desnivel, el operario accedía al interior de la torre mediante una escalera de madera que después era recogida por este y guardada.

Mediante unas escaleras se accede a la segunda planta, en la cual podemos observar que hay una ventana en tres de sus lados, y desde este piso se accede a la tercera y √ļltima planta, donde se encontraba ubicado el tel√©grafo.

Estas torres de comunicaci√≥n se encontraban ocupadas por unas cuatro personas, las cuales se encargaban de estar pendientes de la torre que ten√≠an como precedente y la posterior. Comprobando con ello que se encontraban en posici√≥n de ‚Äúatenci√≥n‚ÄĚ. Estas personas se encargaban de copiar los mensajes que les ven√≠an de la torre anterior, pero no conoc√≠an el significado de estos.

Torre del Picacho
Fig. 3. Torre situada en el monte del Picacho en Carmona.

Referencias

¬ŅY t√ļ qu√© opinas?

No se mostrar√° el email de manera publica.